Tiembla la Tierra es un disco lleno de responsabilidad. Habíamos tocado el cielo y el listón estaba muy alto. Sabíamos que había muchas miradas puestas en nosotros y que debíamos hacer una canción de éxito pero sobre todo ser honestos con nosotros mismos y con nuestra música. Y de ahí surge “Cuando me siento bien”: una canción sencilla, sin alardes, que nos retrata perfectamente y que, quizá por eso, llegó a los corazones de la gente.

En esta ocasión además nos dimos el gusto de empezar a experimentar con sonidos nuevos: especialmente cuerdas y percusión, hermanándonos aún más con Latinoamérica, como se refleja en la canción que da nombre al disco o en la preciosa “Salvador”. En este disco hay raíz y hay mucha tierra.